viernes, 2 de diciembre de 2016

Bolas chinas: ¿Qué modelo escoger?

Bolas chinas:
- Capítulo I: ¿Por qué usar bolas chinas?
- Capítulo II: ¿Cómo se usan?
- Capítulo III: ¿Qué modelo escoger?

--------------------  0000000  --------------------

CAPÍTULO III: ¿QUÉ MODELO ESCOGER?

TIPOS

Vale! Ya sé la importancia de las bolas chinas y cómo debo utilizarlas ¡Quiero unas! Pero ¿cuál escoger? Hay un montón!

Bueno aquí debemos recordar que lo importante de las bolas chinas es... ¡LA CONSTANCIA! Así que pregúntate ¿eres constante? ¿crees que les vas a dar uso? ¿las vas a usar diariamente? Si la respuesta es sí no dudes cómprate las mejores del mercado, ahora te decimos cuáles son (en nuestra opinión), que no estás segura de si vas a ser constante... mira no queremos que te gastes un dinero en algo que no vas a utilizar así que vamos a empezar por algo más baratito pero que sea de buena calidad.

Aunque aún falta un detalle importante...No todas las bolas chinas sirven para cualquier mujer: La edad, el haber sido madre o no por parto vaginal, el tamaño de la vagina, son importantes factores a la hora de elegir nuestras bolas chinas ideales.

A grandes rasgos podemos resumir que mientras las mujeres jóvenes pueden iniciarse con dos bolas, las mujeres maduras deberían empezar con una sola bola... Aunque la mejor solución para este dilema es apostar por las BOLAS CHINAS PROGRESIVAS. Es decir, aquellas que permiten ir combinando pesos y número de bolitas, lo que nos permitirá ir aumentando el peso de nuestras bolas a lo largo de las semanas.
 
Normalmente a la hora de escoger nuestras bolas chinas ideales es importante tener en cuentan 3 características: medidas, peso y materiales empleados en su fabricación.


MEDIDAS:

Aunque a primera vista puede parecernos que los modelos dobles de bolas chinas son muy grandes, puedes estar tranquila que el tamaño casi nunca va a ser el problema, ya verás como te las puedes introducir sin ninguna dificultad debido a la elasticidad de la vagina.

El único problema de estas bolas dobles puede ser su peso, ya que pueden alcanzar hasta los 91 gr, demasiado para aquellas mujeres con debilidad muscular que se inician con este tipo de ejercicios.

¿Cuál es el tamaño adecuado para ti? A grandes rasgos podemos sugerir que para las mujeres mayores de 30 años y/o mujeres que han dado luz son mejores aquellas con un poquito más de diámetro, alrededor de los 35 mm. Mientras que las bolas chinas mini suelen estar recomendadas para mujeres jóvenes que nunca han dado a luz, cuyo diámetro ronda los 29 mm.

Entre las bolas mini destacar las LELO BEADS NOIR, unas elegantes bolas chinas de la prestigiosa marca sueca, cuyo diámetro es de tan sólo 29 mm, ideales para mujeres jóvenes que quieren prepararse para ser madres o simplemente quieren fortalecer su suelo pélvico.

Lelo Beads Noir.

PESO:

Entre todas las características esta quizá sea la más importante, por eso es siempre recomendamos empezar con bolitas con poco peso que podamos mantener sin problemas, ya que si empezamos con bolitas muy pesadas es probable que tengas problemas para mantenerlas y al final abandones los ejercicios de tu suelo pélvico.

Además como decimos lo importante de las bolas chinas es la constancia y su uso en movimiento más que el peso, por lo que tampoco hay que obsesionarse con llegar a mantener el peso máximo.


Cálculo medio del peso ideal para bolas chinas.


Entre las bolas de peso fijo, ya sean individuales o dobles, nosotras recomendamos las JoyBalls de la reconocida marca JoyDivision, unas bolas bastante buenas en su relación calidad-precio y sin duda una buena opción para aquellas mujeres que desean probar el uso de las bolas chinas sin gastarse mucho dinero pero confiando en un producto de buenas calidades.

Aunque como ya hemos advertido anteriormente probablemente las dobles con 85 gramos pueden ser muy pesadas para mujeres de edad madura, por lo que siempre recomendamos iniciarse con bolas individuales.

JoyBalls Simple y Doble

Pero como hemos mencionado anteriormente la mejor opción es apostar por unas BOLAS CHINAS PROGRESIVAS que nos van a permitir combinar diferentes pesos según vayamos notando nosotras la mejoría en los músculos de nuestro suelo pélvico.

En el mercado podemos encontrar varios modelos de bolas chinas progresivas, aunque si nosotros tenemos que elegir alguno de ellos nos quedamos con estas opciones:

- LELO LUNA BEADS

Sin duda alguna una de las mejores del mercado, sus cuatro bolitas: 2 rosas (28 gr) y 2 azules (37gr) nos permiten trabajar nuestro suelo pélvico de una forma progresiva al ir combinando el número de pesos y el número de bolitas hasta alcanzar un peso máximo de 74 gr.

Lelo Luna Beads

- PELVIX CONCEPT

Unas bolas chinas algo diferentes que combinan los beneficios de los conos vaginales y las bolas chinas. Su forma especial facilita la sujeción a las paredes vaginales y se adapta perfectamente a la musculatura pélvica.

La novedad de esta producto es que el tamaño es siempre el mismo, ya que las diferentes bolitas se guardan en el interior del dispositivo, así sus tres bolitas nos permiten jugar con pesos desde los 17 hasta los 90 gr. 

Pelvix Concept.

- KEY STELLA

Las bolas chinas de Key Stella de la marca Key by Jopen también nos parecen una buena opción, ya que utilizan siliconas de muy buena calidad y es un marca sinónimo de lujo a precios competitivos.

Por otro lado, sus modelos de bolas chinas, tanto el individual como el doble, vienen con bolitas de diferentes pesos (30 y 40 gramos), por lo que se pueden ir combinando los diferentes pesos.
Key Stella 2 Bolas chinas



MATERIALES:

Al ser un producto tan íntimo para la salud femenina lo mejor es apostar por los materiales de mejor calidad, aunque normalmente sean algo más caros.

Por ello desde Pussycat recomendamos el uso de bolas chinas de silicona médica o plástico ABS, caracterizadas por su carácter hipoalergénico y su sencilla limpieza.

Entre los materiales a evitar estaría el látex o jelly, que al ser porosos dificultan su limpieza y suelen degradarse antes. Un aspecto importante es asegurarse que no contengan ftalatos (DEHP free) u otros componentes perjudiciales para nuestra salud, por lo que sospecha de las bolas chinas especialmente económicas.

Después existen toda una serie de bolas chinas realizadas en materiales más naturales como el vidrio o la cerámica, aunque éstas están más enfocadas a la realización de ejercicios kegel que a su uso en movimiento.

--------------------  0000000  --------------------

Pues con esta entrada finalizamos esta serie de post dedicados a las bolas chinas, donde hemos intentado explicar algunas de las principales dudas que existen alrededor de sus beneficios, uso y compras. Aunque próximamente ampliaremos esta sección hablando de los avances tecnológicos en cuanto al mundo de las bolas chinas y los ya famosos ejercitadores kegel! o las diferencias entre bolas chinas y conos vaginales...

Y ya sabéis para cualquier duda o sugerencia dejar un comentario!

¡Os esperamos! =^.^=

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Bolas chinas: ¿Cómo se usan?

Bolas chinas:
- Capítulo I: ¿Por qué usar bolas chinas?
- Capítulo II: ¿Cómo se usan?
- Capítulo III: ¿Qué modelo escoger?

--------------------  0000000  --------------------

CAPÍTULO II: ¿CÓMO USAR LAS BOLAS CHINAS?

Limpieza y mantenimiento

Antes de usarlas por primera vez es importante lavarlas bien con agua y jabón neutro. Si quieres puedes esterilizarlas hirviéndolas durante 5 ó 10 minutos, aunque no es absolutamente necesario.

En los sucesivos usos aconsejamos su limpieza antes y después de cada uso , la higiene en estos productos tan íntimos es super importante, por lo que nuestras manos también deberán estar limpias.

Tan importante como lavarlas bien es secarlas correctamente, puedes dejarlas secar al aire o usar un paño preferiblemente de algodón o alguna toallita que no deje residuos. Por último, guárdalas en una bolsita o funda de tela que las aisle de la posible suciedad exterior.

Otro de los consejos que siempre damos para la utilización de las bolas chinas es usar un poco de lubricante, para que sea más sencilla su introducción. El lubricante hace más fácil su inserción pero ten en cuenta que si tu suelo pélvico es demasiado débil y no logras retener bien las bolas, también hará que se salgan con mayor facilidad.



Uso de las bolas chinas

Bueno, pues una vez visto cómo limpiarlas y guardarlas vamos al lío! Ya veréis que aunque a primera vista nos puedan parecer muy grandes no tendréis ningún problema con el tamaño, ya que su uso es muy sencillo...

Lo importante, como todo lo relacionado con el sexo, es estar tranquila y relajada, ya que si estás tensa o nerviosa tus músculas se tensarán, por lo que relájate, siéntete cómoda y ya estamos listas para comenzar...

Simplemente coloca un poco de lubricante (base de agua) en la entrada vaginal o en la punta de la primera la bola e introdúcela en la vagina en una postura que te resulte cómoda, ya sea tumbada en la cama boca arriba o sentada sobre el inodoro con las piernas ligeramente separadas, aunque aquellas más habilidosas con las bolas chinas pueden hacerlo incluso de pie, aunque tranquilas!!! que se introducen sin ningún problema.

Así que introduce suavemente la esfera o las esferas dentro de la vagina y asegúrate que el cordón de extracción queda por fuera de la vagina como si fuera un tampón.

Una vez introducidas ponte en pie y camina, la gravedad hará el resto! Las bolas tienden a caer y nuestros músculos vaginales se contraerán para evitarlo. Dentro de cada bola hay otra bola más pequeña que le añade peso y que produce una vibración cuando estamos en movimiento. Esta vibración hace que nuestros músculos puboccocígeos se activen y trabajen, además de activar la circulación sanguínea.


¿A qué no ha sido tan difícil? Pues primer ejercicio hecho, ya que de esta forma ya estamos ejercitando nuestro suelo pélvico. Así que sal a caminar con ellas, pasea al perro o ven a visitarnos a Pussycat, ya que de esta forma estarás ejercitando la musculatura de tu suelo pélvico, realizando un trabajo muy similar a los denominados ejercicios de Kegel. No hace falta que hagas ningún tipo de esfuerzo extra, ni mucho menos correr con ellas o jugar al paddle!


¡No puedo retener las bolas chinas!

Aquellas mujeres que no puedan retener las bolas no os preocupéis! Simplemente tenéis los músculos de vuestro suelo pélvico demasiado flojitos (u os habéis comprado unas bolitas chinas demasiado pequeñas o pesadas) pero tranquilas simplemente tendréis que empezar con unos ejercicios Kegel (con o sin bolas) o realizar un ejercicio muy sencillo con las bolas pero tumbadas en la cama.

Un ejercicio sencillo es tumbarse boca arriba, introducir la bola china y tirar con una mano del cordel de extracción, vosotras con vuestra musculatura deberéis impedir que se salgan, así que id midiendo vuestra fuerza . Con este simple ejercicio rápidamente fortaleceréis el músculo por lo que a las pocas semanas ya podréis sostenerlas de pie.

Unos ejercicios Kegel con nuestras bolas chinas

Si con el uso de las bolas chinas mejoramos la tonicidad de nuestros músculos de suelo pélvico con estos ejercicios Kegel aumentaremos también la fuerza, así que para las más aplicadas les sugerimos realizar esta rutina de ejercicios Kegel.




¿Cuánto tiempo he de usarlas?

Como cualquier otro ejercio es recomendable empezar de forma progresiva, comenzar con poco peso y poco tiempo e ir aumentando tiempos y pesos a medida que pasan las semanas.

Así que en cuanto a tiempos lo mejor es comenzar con 10-15 minutos diarios las primeras dos semanas e ir añadiendo 5 minutos más cada semana hasta llegar a un máximo de 30-40 minutos. Si notaís molestias no os preocupéis pueden ser agujetas y sí! ahí también tenemos agujetas, por lo que dejad descansar el músculo un par de días y vuelta a la carga. Ojo, una cosas son molestias y otra dolor, si te provocan dolor retíralas de inmediato y acude a un especialista.
 
Frecuencia: Podemos utilizarlas todos o casi todos los días durante 3 ó 4 meses y luego ya no las necesitaremos en mucho tiempo.Aunque es importante hacer recordatorios para mantener nuestro suelo pélvico en forma.




No te olvides de acudir a un profesional si tienes cualquier duda, tu ginecólog@ puede ayudarte aunque creemos que para un tratamiento más completo y específico de tu musculatura pélvica lo ideal es acudir a un/a fisioterapeuta de suelo pélvico.
En Mérida recomendamos el centro Vita in movi,  https://www.facebook.com/Vita.in.Movi


 Sigue nuestra flechita para saber qué bolas comprar....

 

Bolas chinas: ¿Por qué usar bolas chinas?

Bolas chinas:
- Capítulo I: ¿Por qué usar bolas chinas?
- Capítulo II: ¿Cómo se usan?
- Capítulo III: ¿Qué modelo escoger?

--------------------  0000000  --------------------

CAPÍTULO I: ¿POR QUÉ USAR BOLAS CHINAS?

Sin duda alguna uno de los productos más vendidos en nuestra tienda erótica son las bolas chinas, y esto nos llena especialmente de orgullo, ya que sin duda es el mejor ejemplo de la evolución del concepto de sexshop... Ya que hemos pasado de esos locales algo sórdidos y enfocados a un público eminentemente masculino, a tiendas mucho más elegantes y coquetas dirigidas especialmente a la salud sexual de la mujer.

Y las bolas chinas han sido uno de esos artículos que han ayudado a plasmar una visión mucho más natural y normalizada de lo que son las tiendas eróticas. Y es que son muchas las mujeres que han entrado por primera vez en una tienda erótica porque su ginecólogo le ha recomendado el uso de estas bolitas... por lo que una vez superado esa vergüenza inicial de abrir la puerta y entrar en un local como el nuestro descubren todo un mundo dedicado a la salud sexual de la mujer y más si detrás del mostrador se encuentran profesionales del mundo de la psicología y/o la sexología.



Hoy en día las cualidades terapéuticas de las bolas chinas son ya conocidas por la mayoría de mujeres, y es que desde la comunidad médica se viene aconsejado el uso de estas bolas para prevenir problemas de salud como la incontinencia urinaria, el vaginismo o los desgarros durante el parto y las episiotomías, pero también destacan otros beneficios indirectos como una mejor satisfacción sexual a las parejas en sus relaciones.

En cualquier caso, siempre aconsejamos la consulta a su ginecólogo o fisioterapeuta de suelo pélvico antes de usarlas, especialmente en aquellas mujeres que quieren prepararse para el parto o que hayan dado a luz, ya que es conveniente que se realice una valoración previa del estado de nuestro suelo pélvico y descartar cualquier contraindicación para su utilización.

Ilustración: Laura F.    http://www.proyecto-kahlo.com/2014/06/el-deporte-vaginal/

Beneficios para la salud del uso de bolas chinas y fortalecimiento del suelo pélvico:

Para todas las mujeres:

- Tonifica los músculos pobococcígeos, mejora la circulación y el estado de la zona vaginal y rectal.
- Previene o trata la incontinencia urinaria.
- Reduce o ayuda a controlar los dolorosos espasmos relacionados con el vaginismo y la dispareunia.
- Mejora el rendimiento sexual, la sensibilidad, la excitación y el placer.
- Mejora la lubricación
- Facilita la consecución de orgasmos y aumenta su intensidad, al tener la musculatura más fuerte las contracciones orgásmicas son más intensas y se viven como más placenteras.

Para mujeres que desean ser madres:

- Prepara la vagina, enseñando cómo relajar y controlar los músculos durante el parto.
- Crea las condiciones necesarias para una más rápida recuperación posparto.

Para nuevas madres:

- Acelera la recuperación tras el embarazo y el parto.
- Mejora la curación de eventuales desgarros o episiotomías.
- Ayuda a que la vagina recupere fuerza y tensión tras el parto.

Para mujeres en el climaterio:

- Prepara el cuerpo para una menopausia más llevadera.
- Alivia la cistitis intersticial y los dolores vaginales.
- Reduce el riesgo de incontinencia urinaria.

Para mujeres mayores:

- Mejora el espesor de la pared vaginal.
- Aumenta la lubricación natural.
- Previene o trata el prolapso de órganos pélvicos.



En los estudios que se han realizado con bolas chinas los resultados han sido espectaculares, en menos de un mes ya empezarás a notar unos avances increíbles, especialmente en los casos de pérdidas de orina. Aquellas mujeres que las utilizan para mejorar sus relaciones sexuales también descubrirán que en un par de meses podrán controlar mucho mejor su suelo pélvico.

Para saber cómo utilizarlas sigue nuestra flechita ;)
´¿Cómo utilizar las bolas chinas?



jueves, 17 de noviembre de 2016

¿Qué es eso del poliamor?

La semana pasada se celebró una edición más del FanCineGay, el festival de cine LGTB de Extremadura, y entre las actividades paralelas tuvimos la suerte de acoger en nuestra tienda una charla-coloquio sobre 'Poliamor y otras actividades' impartida por Miguel Vagalume, miembro del colectivo Golfxs con Principios.

La charla estuvo muy interesante ya que para los neófitos nos ayudó a desmontar mitos e ideas preconcebidas sobre el poliamor, y para los que ya estaban puestos en el tema sirvió para aclarar conceptos y sobre todo para saber cómo vivir (o sobrevivir) a una relación poliamorosa (límites, gestión de celos, llegar a acuerdos...).

Por lo que este post pretende ser un pequeño resumen de esa primera parte destinada a aquellas personas que desconocen el término poliamor, o que aunque saben qué significa lo asocian a ciertas ideas preconcebidas que suelen ser falsas.

Poliamor.

Así que lo primero es intentar buscar un definición de lo que significa esto del poliamor... El poliamor consiste en tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno CONSENTIMIENTO y conocimiento de TODOS los amores involucrados.

El poliamor está basado en la honestidad y la comunicación.


Y aunque las mentes más calenturientas seguramente ya estén pensando en orgías, tríos y todo tipo de lujuriosas y desenfrenadas actividades sexuales... el poliamor no es eso... o sí! 

Así que agárrense que vamos a romper el primer mito en torno al poliamor... Poliamor no es sinónimo de promiscuidad. El sexo como en cualquier otra relación amorosa puede tener la importancia que queramos, incluso puede no estar presente. 

Poliamor implica estar abierto a tener más de una relación amorosa, no tener muchas relaciones sexuales.



Y es que como en el amor, en el poliamor no hay nada escrito y pueden darse toda una serie de combinaciones posibles: que sólo un miembro de la pareja tenga relaciones con los otros dos (figura 1) , que los tres mantengan relaciones mutuas (figura 2) , que dos miembros compartan una relación y después cada uno de ellos otra relación aparte (figura 3), etc.... 

Si a todo ello le sumamos que dentro del poliamor hay personas de todos los géneros, identidades y orientaciones sexuales el resultado es que no existe un tipo definido de relación poliamorosa.




 Dentro del poliamor hay personas de todos los géneros, identidades y orientaciones sexuales.


Es decir, no existe un sólo tipo de poliamor, ni una definición clara, ya que existen una gran cantidad de tipos de relación en los que los límites no están tan claros... Y aunque los monógamos vean todo esto como un simple asunto de monógamo o no monógamo, la realidad es que hay un sin fin de tipos de relaciones, poliamorosas incluidas.

¿Qué no me creen? Aquí les dejo un mapa muy divertido para que se hagan una idea...



Imagen extraída de http://www.golfxsconprincipios.com//


Cómo no sé si he ido aclarando conceptos o complicándolos vamos a volver al principio y resolver dos cuestiones básicas que siempre giran en torno al poliamor.

Entonces... ¿No es lo mismo poliamor y poligamia? Pues no! El término poligamia se centra casi exclusivamente en el matrimonio, un hombre casado con varias mujeres o viceversa. En cambio, el poliamor es muchiiiiiiiiiiísimo más abierto, ya que existe la posibilidad de tener a varios amantes de diferentes géneros o diferentes cruces en la relaciones poliamorosa como ya hemos visto.

Y ahora vamos con  otra de las preguntas estrellas... pero... ¿poliamor no es lo mismo que lo que hacen los swingers? No!

El swinging, el intercambio de parejas o las parejas abiertas NO es lo mismo que el poliamor.


Es decir, en las parejas abiertas o los swingers tienen una relación sentimental solamente entre ellos aunque se permitan tener encuentros sexuales con otras personas, mientras que los poliamorosos mantienen una relación sentimental con varias personas, no sólo un encuentro sexual.

Libro 'Ética Promiscua', la Biblia de las relaciones poliamorosas

Pero entonces ¿Qué importancia tiene el sexo en las relaciones de poliamor? Pues la misma que puede tener en cualquier pareja "convencional"... mucha, poca, ninguna... Y es que como bien indica la palabra poliamor, este tipo de relaciones están basadas más en el amor que en el sexo, es decir, en la intimidad, en compartir ciertos vínculos con otras personas, y donde el sexo no es una condición imprescindible.

En definitiva, si quieres entrar en esto del poliamor buscando sexo o como excusa para tener relaciones con otras personas lo mejor es que no entres... el poliamor no va de eso.


Entonces... ¿Qué es eso del poliamor?

El poliamor es algo muy complejo y como bien nos decía Miguel Vagalume en la charla lo mejor es que no entres en esto del poliamor porque te vas a dar un tortazo y vas a renegar de él... bueno intentarlo nos decía... pero yo ya os he avisado del tortazo que os vais a dar.

Y es que los profanos de esto del poliamor sólo nos imaginamos las posibles ventajas o más bien fantaseamos sobre las posibles ventajas, nunca en los inconvenientes: ¿Cómo sobrevivir a los celos? ¿Cómo coordinar horarios y ritmos de vida?¿Qué pasa si un sábado noche tu pareja prefiere salir con la otra persona? ¿Cómo te sentirías si tu pareja/as se pasa todo el día follando con la otra persona y cuando a ti te apetece no tiene ganas? ¿Cómo os presentáis ante vuestras amistades? ¿y si a ti te presenta como un amig@ y al otro miembro como su pareja? ¿Y si esas vacaciones que tenías planeadas se han ido al garete porque los otros miembros han decidido irse a otro lado?

Incluso algo tan sencillo pero a la vez tan complicado como la simple convivencia... Si a veces es complicado compartir vida con una persona, con sus virtudes y sus ¡defectos! ¿cómo será convivir con esos defectos multiplicados por dos o por tres!



Así que antes de meterte en esto del poliamor piénsatelo bien! Porque te vas a dar un trompazo....

Pero no nos gustaría despedirnos con este mal sabor de boca... aquellos que son capaces de sobrevivir en el poliamor descubren todas sus grandes ventajas. Tienen la suerte de recibir la amistad, el amor y el sexo que tiene una pareja convencional pero multiplicada por cada uno de los integrantes en la relación poliamorosa, compartir esos momentos de alegría con más personas o tener más personas de confianza en las que apoyarse mutuamente o ¡incluso pagar una hipoteca entra varias personas!


Más y mejor información...

Bueno pues si te ha interesado esto del poliamor o si buscas más información te recomendamos el libro señalado más arriba 'Ética Promiscua' traducido por el propio Miguel Vagalume o las siguientes páginas webs, dónde encontrarás todo tipo de información, así como todo tipo de ayudas y consejos para iniciarse y sobrevivir a esto del poliamor.


 http://www.golfxsconprincipios.com

 http://www.golfxsconprincipios.com/lamoscacojonera/

 http://www.poliamormadrid.org


sábado, 12 de noviembre de 2016

Los mejores juguetes para lesbianas

Para celebrar la semana del FanCineGay de Extremadura os traemos una selección de los mejores juguetes para lesbianas. Y ya os adelanto que hay mucho para elegir, porque no sólo cuentan con los dildos y vibradores de toda la vida sino que además esta comunidad tiene toda una serie de juguetes diseñados exclusivamente para ellas y su disfrute sexual.



Aquí va nuestra selección Pussycat...


1.- Dedales con vibración

Empezamos esta lista con un juguete sencillo pero práctico, perfecto para aquellas parejas que se inician en el mundo de la juguetería erótica... los dedales con vibración.

Y es que estos dedales que se colocan en el dedo son el juguete ideal para empezar a calentar motores:  acariciar, frotar, rozar... y vibrar. Además su sencillo diseño lo convierte en un juguete ideal para poder combinarlo con cualquier otra práctica sexual.

Desde Pussycat siempre recomendamos los dedales vibradores de la marca Feelztoys ya que al venir dos unidades son ideales para juegos en pareja...



2.- Huevo vibrador con control remoto

El siguiente juguete es ideal para las más mujeres más atrevidas y juguetonas. Un huevito vibrador que se introduce en la vagina y que es controlado por un discreto mando a distancia. ¿Qué tal irse a cenar fuera de casa y qué tu pareja tenga el control sobre tu placer y tu deseo? Suena divertido ¿verdad?

Además puede ser utilizado para infinidad de juegos eróticos, incluso como una simple balita vibradora de toda la vida. Un juguete ideal para romper la monotonía y convertir cualquier salida en una excitante aventura.

Por otro lado estos juguetes provocan potentes sensaciones en el interior de la vagina que ayudan a las mujeres con problemas de anorgasmia y también se pueden utilizar para el fortalecimiento del suelo pélvico.

A nosotras nos encanta el huevo control remoto de Alive, con sus 10 potentes vibraciones y su suave silicona lo convierte en uno de los mejores huevos control remoto calidad/precio.


3.- Dildos dobles o de doble punta

Por fin pasamos a los juguetes diseñados especialmente para lesbianas... los dildos dobles o de doble punta, diseñados para dar placer mutuamente de forma simultánea. Y aunque inicialmente fueron diseñados para la doble estimulación de vagina y ano, en los últimos años este tipo de dildos han sido diseñados ergonómicamente para facilitar su uso y disfrute en pareja, tanto para parejas lesbianas o gays.

Dildo doble.
Suelen ser dildos mucho más largos que los normales y de una material algo más flexible que los dildos tradicionales para así poder adaptarse más fácilmente a la postura más placentera para cada una.

Además al ser tan flexibles y permitir una doble penetración es un juguete que puede utilizarse de muy variadas e imaginativas formas, combinando la penetración anal y vaginal ¡eso sí! siempre usando un preservativo si vamos a utilizarlo de manera anal.

La flexibilidad de los nuevos materiales y los espectaculares diseños nos brindan toda una variedad de formas, tamaños, diseños hasta ahora nunca visto.

Aunque si nos tenemos que decantar por alguno elegimos este doble estimulador de la marca Alive diseñado especialmente para estimular el punto G y adaptarse de forma natural a la anatomía de la mujer.


4.- Estimuladores dobles

Dentro de esta categoría de juguetes dobles también encontramos los increíbles estimuladores dobles, son juguetes con un pequeño cabezal vibrador en cada extremo, unidos mediante un cable.

Estimulador doble
Y aunque con este juguete no disfrutemos de la sensación de penetración, su versatilidad es aún mayor, ya que sus potentes vibraciones nos permitirán obtener increíbles orgasmos clitorianos o nos servirán para estimular nuestros pezones o para disfrutarlos igualmente analmente y vaginalmente... ¡usa tu imaginación!

Uno de los mejores juguetes del mercado con este diseño es el Snaky Vibe de Pretty Love Sus diferentes estrías y volúmenes en ambos extremos hace que sea totalmente estimulante para las zonas íntimas y sus 7 modos de vibración harán las delicias de las más exigentes.



5.- Arneses

Y por fin llegamos a la categoría reina de los juguetes eróticos para lesbianas... los arneses! Los arneses son juguetes diseñados para penetrar a tu chica. Cuando hablamos de arneses nos enfrentamos a un gran dilema ¿con o sin correas? Y es que aparte de los tradicionales arneses que se ajustan con correas hoy en día contamos con una gran variedad de arneses sin correa, como braguitas ajustables con el pene incorporado hasta los novedosos arneses dobles que se sujetan en el interior de la vagina de la mujer.

Además el mundo de los arneses abre un gran mundo de placer y exploración en la sexualidad de las lesbianas ya que muchos de sus modelos incorporan fantásticas vibraciones.

5.1.- Arnés de doble penetración


Son arneses con dos extremos penetrables, similares a los dildos dobles, pero diseñados para penetraciones más potentes. Además al sujetar un extremo con la vagina estás al mismo tiempo fortaleciendo tu suelo pélvico!

Este tipo de arneses pueden ser simples, con vibración a pilas o para aquellas que les gusten las vibraciones más intensas los arneses recargables.


5.2.- Arnés con correa

Si preferís una sujeción algo más firme a lo mejor preferís probar los arneses con correa, a ser posible un arnés con dos correas, ya que se ajustan mejor y suelen dejar más libre la zona de los genitales. Entre los modelos más sencillo y efectivos están los modelos Bo-Delight de la marca especializada en BDSM Ouch! que además cuentan con toda una gama de colores y tamaños.

Entre nuestras recomendaciones siempre están los arneses universales o arneses STRAP ON, cinturones o arneses que permitan intercambiar el tipo de pene, por lo que podemos utilizar todo tipo de vibradores o dildos imaginables compatibles con nuestro arnés strap-on, para así disfrutar de toda una gama de tamaños, formas y funciones

como este Arnés Rubber Works de Basix un arnés que incluye 3 anillas para poder intercambiar el dildo e ir probando diferentes tamaños, modelos, con o sin vibración....
Arnés universal Rubber Works con dildo añadido.







viernes, 4 de noviembre de 2016

El punto G: Mitos y verdades

El punto G:
- ¿Qué es el Punto G?
- A la búsqueda del famoso Punto G

 -------------00000-------------

Si hablamos de algún elemento sobre la sexualidad humana que haya despertado más curiosidad, dudas, mitos e incluso leyendas es el famoso Punto G de las mujeres...

Y es que sin duda alguna este famoso Punto G es el santo grial de los orgasmos femeninos, tan buscado y deseado como oculto y enigmático, una zona muy erógena situada en algún lugar de la vagina y cuya correcta estimulación provocaría intensos y legendarios orgasmos.

Pero como cualquier otro 'misterio' de la naturaleza necesita su debate encarnizado entre defensores y detractores de su existencia, y aunque contamos con numerosas mujeres que afirman que ellas ya lo han encontrado, desde la comunidad científica no faltan testimonios y estudios que niegan su existencia.

Pero antes de sumergirnos en el famoso debate sobre su existencia creemos que es mejor contestar a unas sencillas preguntas que nos servirán para entender mejor esta polémica: ¿qué es el Punto G? , ¿dónde se encuentra? y ¿porqué algunas mujeres no son capaces de encontrarlo?



Un poco de historia...

El punto G, conocido con este nombre en honor al doctor Gräfenberg, fue descubierto a mediados del siglo XX, aunque no fue hasta los años 80 cuando gracias a la labor de tres investigadores estadounidenses el punbto G fue redescubierto mediante un estudio más exhaustivo.

Con todo ello su existencia ha estado siempre bajo el ojo del huracán, incluso hoy en día se siguen publicando estudios que niegan su existencia. Sin ir más lejos, en el año 2010 un estudio dek King's College londinese concluía que el Punto G era una ¡idea subjetiva!

Por lo que el Punto G sigue siendo una fuente de controversias y debate entre científicos, médicos y sexólogos. Y aunque el testimonio de miles de mujeres parecen demostrar su existencia aún persisten grandes interrogantes sobre sobre su estructura y localización exacta.


¿Qué es el punto G? 


El punto G es un pequeña zona erógena situada en la pared anterior de la vagina a unos 2-6 centímetos de su apertura.

Y aunque los científicos no han dado una respuesta cierta sobre qué es exactamente, sí que podemos afirmar que se trata de un conjunto de terminaciones nerviosas que al estimularlas provocan orgasmos igual o más placenteros que los clitorianos.

Entre las teorías más aceptadas sobre qué es exactamente el clítoris encontramos tres:

- El punto G forma parte del tejido clitoriano por lo que estos nervios son una ramifiación del clítoris que se extiende hacia el interior de la vagina.

- El punto G está relacionado con la ureta esponjosa una zona formada por tejido eréctil y rica en terminaciones nerviosas sensoriales.

- El punto G estaría formado por las glándulas de Skene y el tejido periuretral.



¿Dónde se encuentra?

El punto G se encuentra en el primer tercio de la vagina en su cara anterior. Para localizarlo lo mejor es introducir un dedo y doblarlo hacia el ombligo, tal y como muestra la imagen, a unos pocos centímetos encontrarás una zona un poco más rugosa que con el roce se irá hinchando debido al flujo de sangre.

Como ya hemos dicho es una zona cercana a la esponja uretral, por lo que muchas mujeres al presionarla pueden tener una sensación de ganas de orinar, y aunque esta sea una sensación más ficticia que real se recomienda vaciar la vejiga antes de iniciar nuestra exploración del Punto G, ya que estaremos mucho más tranquilas.

La mejor forma de identificarlo es estando excitada ya que la textura de la zona adquiere una rugosidad particular como de mora.




¿Por qué todas las mujeres no lo encuentran?

Porque las zonas erógenas de una mujer varían enormemente, no sólo por motivos fisiológicos, sinto que también pueden influir aspectos psicológicos, sociales,etc...

Desde un punto de vista fisológico podemos afirmar que todas y cada una de nosotras somos únicas y diferentes, por lo que nuestra anatomía, nuestros orgasmos y nuestra forma de estimularnos también serán muy variadas... Por eso podemos obervar muy diferentes tipos de orgasmos en las mujeres: silenciosos o escandalosos, únicos o múltiples, intensos o débiles, explosivos o progresivos,...

La explicación más aceptada dentro del mundo de la sexología del porqué hay mujeres que encuentran con mayor o menor dificultad su punto G se debe a que el clítoris tiene pequeñas ramificaciones nerviosas que se extienden hacia la zona interna vaginal, es decir, hasta nuestro Punto G.

Estas terminaciones nerviosas varían enormemente de una mujer a otra,  la mayor o menor presencia de estos nervios son los que explicarían la capacidad para encontrar el punto G. Así en muchas mujeres estas terminaciones nerviosas pueden quedar lejos de la zona vaginal identificada con el punto G, por lo que pueden tener dificultades para llegar al orgasmo sólo con la estimulación de esta zona, o no lograr alcanzarlo.

Las mujeres con más terminaciones nerviosas en dicha zona, sí que lograrán una rápida identificación de su Punto G, y lo reconocerán al sentir unos orgasmos mucho más intensos y placenteros que los conseguidos por los cauces habituales.

¡No hay que obsesionarse con el Punto G!

Para concluir me gustaría recalcar que no hay que obsersionarse con encontrar el Punto G, el sexo como la vida misma es para disfrutarlo y existen muchas y muy variadas maneras de disfrutarlo, con o sin punto G.

Por lo que si no encontramos nuestro punto G o no logramos alcanzar los tan famosos y placenteros orgasmos prometidos no hay que preocuparse y es como siempre repetimos cada mujer es única, por lo que hay casos de todo tipo: Desde mujeres que son capaces de alcanzar el orgasmo sólo con estimulación del Punto G, mujeres que necesitan estimular clítoris y punto G de forma alterna, mujeres que a pesar de localizar su punto G no logran alcanzar el orgasmo con su estimulación y mujeres que no encuentran esa zona rugosa.


¡A la búsqueda del Punto G!

Si estás interesada en encontrar tu punto G no te pierdas nuestro siguiente post donde os daremos consejos para ayudaros a buscar, localizar y estimular correctamente el Punto G, así como las mejores posturas para estimularlo en pareja. Todo ello acompañado de la reseña de algunos de los mejores juguetes del mercado diseñados para nuestro Punto G.




Un pequeño adelanto... el juguete ideal para tu punto G 'Lelo Wave'

Los juguetes de la serie Wave de la marca Lelo son sin duda alguna los mejores de su clase para estimular nuestro punto G. El movimiento en vaivén de este elegante juguete está pensado para estimular con sus suaves vibraciones y su armónico movimiento toda nuestra zona G alcanzando increíbles orgasmos.
Juguete Ina Wave de Lelo, diseñado específicamente para estimular el punto G.

Tiene dos modelos: el 'Mona' para estimulación simple y el 'Ina' con estimulación doble (clitoris y Punto G) y aunque su precio es de los más elevados del mercado, su elegante diseño, su silencioso motor, su variedad de ritmos y velocidades así como su cabeza oscilante convierten a este juguete en uno de las joyas dentro de la juguetería erótica.

Ver Lelo Wave


http://www.pussycatmerida.com/eshop/buscar?controller=search&orderby=position&orderway=desc&search_query=wave&submit_search=



jueves, 20 de octubre de 2016

¿El tamaño importa?

Esta es una de las preguntas constantes que siempre nos hacen a todos aquellos profesionales de la sexología y que quieren qué les diga... si esta pregunta es tan recurrente por algo será, por lo que la respuesta parece sencilla... Sí! El tamaño importa! Pero ¿para qué? ¿Para dar más placer?, ¿para presumir de ella? , ¿para sentirte más seguro? o simplemente ¿para ponernos más cachond@s? y por último no puedo dejar de preguntarme ¿a quién le importa más? ¿A ellos o a ellas?

Así que como vemos es un tema bastante controvertido especialmente porque el placer, los gustos y las fantasías sexuales es una cuestión completamente subjetiva e incluso cultural.



 Lo que dice nuestra cultura...

¿Cultural? Pero ¿Qué tiene que ver nuestra cultura con todo esto?

Seguramente hoy en día cualquier mujer si pudiese elegir el tipo de pene de su pareja optaría por una talla L o incluso XL, aplicando el viejo refrán de caballo grande, ande o no ande, pero alguna vez te has preguntado a qué se debe esta preferencia? Pues a algo tan simple como que la sociedad y nuestra cultura nos ha vendido que el tamaño sí importa: el cine, la publicidad de ropa interior (y sus famosos rellenos) o la nefasta educación sexual que el cine porno nos ha transmitido con esas gigantescas pollas como símbolo de poder sexual.

Pero estas preferencias no han sido siempre así se preguntaran... Pues no! Si hiciésemos esta misma encuentra a las mujeres de la antigua Grecia o Roma estoy casi seguro que optarían por una talla M o ¡incluso S!  ¿Se han fijado en el pequeño detalle de cómo tienen el pene las esculturas griegas y romanas? Y es que para esas culturas un pene grande era un signo de salvajismo y barbarie, contrario a la idea de civilización y cultura avanzada que estas culturas representaban, por lo que un pene pequeño era el tamaño ideal y perfecto.

El David, de Miguel Ángel y su pequeño detalle...

Y aunque un pene grande estaba asociado a una mayor fertilidad este era un rasgo propio de aquellas criaturas más salvajes e indómitas, aquellas que representaban los poderes de la naturaleza como los sátiros o el famoso Príapo.

Veamos ahora que dice la ciencia sobre todo esto.

 Lo que dice la ciencia...

La ciencia afirma que cualquier pene que supere la talla mínima (unos 7 centímetros en erección) otorgará el mismo tipo de placer, es decir, el placer sexual que se obtiene con la penetración no varía según el tamaño del pene. Lo repetimos y lo ponemos en grande y en negritas:

No existe una relación directa entre tamaño del pene y placer sexual.


El principal motivo es que el órgano de placer de la mujer es el clítoris y éste se encuentra situado en la entrada de la vagina por lo que el tamaño del pene no tiene apenas ninguna importancia para su estimulación directa.

Y aunque las más firmes defensoras de que el tamaño SÍ importa aducirán a que un gran pene te otorgará más placer al estimularte vaginalmente el punto G hay que recordar que este famoso punto se halla localizado en el primer tercio de la vagina, allá donde más terminaciones nerviosas se concentran, por lo que nuevamente el tamaño del pene poco tiene que ver en su estimulación.

Los diferentes puntos de placer de una mujer.

Así que por lo que llevamos visto hasta ahora comprobamos como el tamaño del pene en cuanto a longitud no importa mucho... pero seguramente si les preguntas a muchas mujeres ¿Qué opinan sobre el tamaño del pene? Veremos como una mayor parte de ellas le dan más importancia al grosor que no a la longitud.

Entonces ¿el grosor del pene importa? Bueno es una pregunta relativa, vale que un pene más grueso hará fricción con una mayor superficie de las paredes vaginales, por lo que es más sencillo lograr una mayor estimulación indirecta del clítoris.

Pero si hay que repartir responsabilidades... creo que lo correcto es repartirlas al 50% entre hombres y mujeres, porque alguna vez te has preguntado ¿el tamaño de la vagina importa? Y es que para lograr una estimulación de nuestro punto G es tan importante el grosor del pene como la fuerza de nuestro suelo pélvico, es decir, la vagina es un músculo flexible con capacidad para adaptarse a cualquier tamaño de pene, así si gozamos de un suelo pélvico fuerte la vagina "abrazará" con fuerza el pene, dando igual su tamaño, pero si esos músculos están débiles notaremos una sensación de vacío, como que el pene no nos llena toda la vagina.

Una excepción... el Cul-de-Sac

¿Pero esto qué es? Te estarás preguntando. Es un nombre francés que significaría algo así como "callejón sin salida" y recibe este curioso nombre porque es un posible punto erógeno que está situado en el cérvix o cuello uterino, es decir, en el fondo de saco vaginal posterior (punto K en la imagen superior)

Y decimos posible punto erógeno porque al igual que hay muchas mujeres que les molestan los penes demasiado grandes porque les rozan el cuello uterino hay otras mujeres que alcanzan orgasmos enormemente estimulantes cuando les estimulan el cérvix (un punto que hay que estimular de forma muy lenta y muy suave, simplemente apoyando el pene sobre esa zona)

Y aunque me gustaría decir otra cosa es verdad que este punto sólo se puede estimular con el pene si tienes un miembro "grande", especialmente si la mujer también tiene una vagina profunda. Aunque no hace falta montar un drama si la mayoría de hombres no pueden estimular este punto, la vagina está repleta de puntos erógenos igual o más estimulantes y al alcance de cualquier pene.


El pene español

Y si las mujeres sufrimos por nuestra talla de ropa o por las medidas de nuestro pecho, para los hombres su mayor obsesión es el llamado SÍNDROME DEL VESTUARIO, las dichosas comparaciones, y el creerse que se tiene un pene DEMASIADO pequeño. Así que para ahuyentar a nuestros fantasmas hablemos sin miedo del tamaño del pene...

El tamaño medio del pene español en erección es de unos 13,5 cms., algo menos que la media europea que suma 1 cms. más, encabezando esta lista húngaros y checos con unos 16 cms. de media. Así que el tan temido término de micropene sólo se aplica en aquellos casos donde el pene en erección no supera los 6,5 cms.

Mapa con el tamaño medio del pene de los europeos.

Por lo que si eres hombre y estás leyendo esto te podemos asegurar que, al igual que el 95% de tus compatriotas, el tamaño de tu pene es normal. Además la profundidad de la vagina de una mujer suele estar entre los 9 y los 12 cms., por lo que vemos que la naturaleza es sabia y tiene todo perfectamente calculado.

Aunque quizá el factor que mejor explica este famoso síndrome del vestuario es la variación de tamaños cuando el pene está flácido. Y es que no hay una relación proporcional entre el tamaño del pene en reposo y su medida máxima en erección, existiendo penes pequeños en estado de reposo que aumentan considerablemente su tamaño en estado de excitación y por contra, penes grandes en reposo que apenas aumentan unos centímetros cuando entran en excitación.


Lo que dice nuestra mente...

El verdadero reto de los sexólogos es convencer a la sociedad de que realmente el tamaño del pene no importa (demasiado), aunque muchas veces sentimos que la gente ve estas explicaciones como excusas de "mal perdedor":

- "¡Tú dices eso porque tienes el pene chico!"
-"Es que yo me excito más con una polla grande"
- "Es que yo llego antes al orgasmo con parejas con el pene grande"

Ya hemos visto que la ciencia nos dice que un pene grueso puede ser más placentero pero que la longitud no tiene ningún efecto físico... pero sí mental! Y éste es el que considero uno de los aspectos más relevantes sobre la tan manida pregunta de ¿el tamaño importa? Nuestra parte subjetiva.

Un pene grande seguramente nos excite más que un pene pequeño especialmente sí es nuestra primera experiencia con ese chico, nos ayuda a fantasear y nos ponga más a tono. Además sentir como un pene grande nos inunda y nos cabalga nos puede excitar más mentalmente, aunque no físicamente.

Quizá el mejor ejemplo de todo esto sea este pequeño fragmento de 'Sexo en Nuevo York' ...



En definitiva, la gran ventaja de tener un pene grande es el valor psicológico que aporta, especialmente en relaciones esporádicas o en los primeros encuentros sexuales, ya que muchas veces el placer se encuentra sobre todo en la fantasía de quien lo desea. Por lo que un hombre bien dotado, aparte de estéticamente parecer más viril y masculino a los ojos de nuestra sociedad contemporánea, también es objeto de mayor deseo y fantasías sexuales por parte de las mujeres.

Por lo que encontraremos mujeres como nuestra protagonista de 'Sexo en Nueva York' que lo que realmente le pone son las pollas grandes: "Me gustan que sean grandes, me gusta sentirlas dentro que sean consistentes, me gusta que me llenen" dice Samantha, y ante eso, poco más podemos decir los sexólogos.

Algo similar pasa con los hombres que tienen un pene grande, ellos se sentirán más seguros de sí mismo, sabiendo que con ese tamaño es imposible no cumplir con las expectativas de ella.



Pero ambas ideas se basan en uno de los grandes errores de cómo afrontamos nuestros relaciones sexuales, desde un punto de visto completamente genital, olvidando o restando importancia a lo más importante y a lo que seguramente nos va a poner más cachondos que cualquier pene grande: las caricias, los besos, la estimulación de nuestras zonas erógenas, el tipo de movimientos, o un aspecto fundamental hablando de pollas... ¡el olor del pene!

Es decir, esta es una cuestión que preocupa mucho más a los hombres que a las mujeres, es más algunos estudios han revelado que los hombres con una media menor de tamaño de pene resultan ser mejores amantes ya que se centran mucho más en todos esos otros aspectos, mientas que los hombres con un gran pene, aparte de que sus penetraciones profundas pueden ser más dolorosas, al estar tan seguros de su "herramienta" suelen centrarse en la penetración, olvidando todos estos aspectos más importantes.

Conclusión

Aunque como decíamos antes, ésta parece una batalla perdida, por mucho que digamos o incluso que demostremos con datos científicos que el tamaño no importa, al final somos víctimas de las modas y de nuestras propias imposiciones sociales y culturales.

Al igual que no importa la talla de ropa o el tamaño de unos pechos, quién se cree gorda o quién tiene complejo por sus muchos o pocos pechos es víctima de sus propias inseguridades, inseguridades impulsadas por una sociedad demasiado superficial y que olvida que lo más importante en esta vida y por tanto también en el sexo es la buena comunicación!

Además bajo esta idea de la importancia del tamaño del pene se esconde uno de los peores dogmas que existen entorno al mundo del sexo: la responsabilidad masculina de ser el principal (y a veces el único) responsable de dar y otorgar placer a la mujer.

Por último recordar que en esto del sexo, no hay una verdad absoluta, ya que cada persona es un mundo y sus fantasías y gustos pueden variar enormemente de una persona a otra. Así que claro que habrá mujeres que les atraigan las pollas grandes pero de la misma manera que a otras les excita el sexo anal o realizar una felación...

 Aunque después de todo esto rollo no puedo dejar de preguntarme...

... VOSOTRO@S ¿QUÉ OPINÁIS?





Bibliografía


SYLVIA DE BEJAR, TU SEXO ES TUYO: TODO LO QUE HAS DE SABER PARA DISFRUTRA DE TU SEXUALIDAD, PLANETA, 2011.

JOSE BUSTAMANTE BELLMUNT, ¿EN QUE PIENSAN LOS HOMBRES?, PLANETA, 2014.