miércoles, 30 de octubre de 2019

Squirting y la famosa eyaculación femenina


Hoy toca hablar de una de esas leyendas que hay acerca del sexo, el SQUIRTING, que no sabes qué es eso? No! No es una nueva postura, ni tampoco es el último vibrador del mercador, se trata de la famosa EYACULACIÓN FEMENINA, y todo el misterio que la rodea...

Y es que una de las preguntas más habituales que nos hacen en la tienda es acerca del SQUIRTING:
- ¿cómo puedo hacer un squirt? - ¿es verdad que estimulando el Punto G se puede llegar al squirting? - ¿pero sale ese chorro que se ve en las películas?

El SQUIRTING parece el nuevo santo grial de la sexualidad femenina... una leyenda, un rumor, que si se consigue obtendrás como recompensa un orgasmo legendario y fantástico.


Squirting "el nuevo grial" de la sexualidad femenina.

Normalmente, en este tipo de preguntas siempre recurrimos a la ciencia cómo madre de todas las respuestas, pero en el caso del SQUIRT tenemos un problema, la comunidad científica aún está en pleno debate sobre qué es realmente eso de la eyaculación femenina. Y eso dice mucho acerca de cómo la ciencia ha abordado la sexualidad femenina fuera de todo aquello que no sea reproducción, estudiar el placer de la mujer siempre ha sido algo muy residual.

Empecemos por el principio  ¿Pero es verdad qué existe o es una leyenda urbanas? Existir, existe. Y no sólo hablamos por los espectaculares (y en parte manipulados) videos porno donde se ve salir un chorro que ni la manguera de un bombero. Muchas mujeres en nuestras reuniones de tuppersex nos han comentado que alguna vez, otras de manera más frecuente, ponen las sábanas perdidas, que las manchan tanto que hay que cambiarlas.



Pero entonces ¿qué es eso que sale? ¿Es agua? ¿es orina? ¿es líquido prostático? Pues según que fuentes leas obtienes diferentes respuestas, o más bien, según a qué tipo de eyaculación femenina te refieras.:

- Pero ¡¡qué me estás contando!! ¡¡¿que no sólo hay un tipo de squirting? sino dos??!!
- Bueno... ¡no! Hay que distinguir entre eyaculación femenina y squirting.

DOS TIPOS DE EYACULACIÓN FEMENINA:

Como bien explica el gran Pere Estupinyà se puede hablar de dos tipos de eyaculación femenina:

- Una eyaculación más normal, y menos espectacular, ya que sale en poca cantidad, y además suele quedarse en el interior de la vagina, por lo que suele pensarse que ese líquido es producto de la lubricación propia de la mujer. Éste es un líquido traslúcido-blanquecino, algo más espeso, que no suele manchar las sábanas. Aunque sí que es cierto que en algunas mujeres puede salir de forma abundante durante las contracciones del orgasmo

Este líquido sería producido por las glándulas de Skene o "próstata femenina" y tendría algunos componentes compartidos con el semen masculino.

Las famosas "glándulas de Skene"


 - Eyaculación a chorro,  o lo que conocemos popularmente como "Squirting". Este tipo de eyaculación es mucho menos frecuente, aunque cómo decíamos al principio existir existe. La gran mayoría de mujeres nunca han experimentado este tipo de eyaculación, y solo con cierto "entrenamiento" se puede conseguir de manera sencilla. Pero damos fe que no pocas mujeres nos han relatado medio avergonzadas que alguna vez les ha sucedido de manera completamente inesperada.

Los pocos estudios científicos que han abordado este tema (Gary Schubach a finales de los 90 y E. Janini y A. Rubio en 2011) concluyeron que:

“La eyaculación femenina y el squirting son dos fenómenos diferentes. Los órganos y los mecanismos que los producen son diferentes. La eyaculación femenina real es la liberación de un líquido blanquecino, espeso y escaso desde la próstata femenina, mientras que el squirting es la expulsión de un líquido diluido desde la vejiga urinaria”.

Tranquilas, el skirting tampoco es esto


- ¿Vejiga urinaria? ¡¡Ay!! Que asco... entonces ¿es pis?
- Pues no es exactamente orina, principalmente por que no huele a pis, no tiene el color del meado, incluso los análisis que se han hecho a ese líquido revela que es un líquido diferente a la orina.
- Pues sino es pis, ¿entonces qué es?


ME SUBE LA VASOPRESINA

La hipótesis más extendida sobre por qué se produce este fenómeno es por la alteración de una  hormona conocida como "Vasopresina", que nos interesa porque es la que ayuda a retener el agua en los riñones...  Es decir, tenemos la vasopresina, que como indica su nombre es una presa que ayuda a retener el agua en los riñones.

Pero ¿qué pasa? Que cuando alteramos a la vasopresina, especialmente en situaciones de placer muy prolongado o un placer muy intenso y repentino... la presa abre sus compuertas, liberando toda el agua que tenía retenida, y ese agua sale por el conducto de la uretra.

Aunque nuevos análisis también han visto que este "agua" también tiene contenidos similares al líquido prostático, lo que vendría a confirmar la existencia de esa próstata femenina.

Juan Luís Guerra cantando su  nueva versión "me sube la vasopresina"


PARA PACO, PARA, ¡¡QUE ME MEO!!

Por todo ello, muchas mujeres, especialmente si se les estimula el famoso Punto G o si están muy excitadas, pueden llegar a sentir unas ganas enorme de mear que les corta un poco el rollo, la excitación, pensando que como les sigan estimulando ahí acabarán meándose delante de su pareja..

Si las mujeres logran vencer ese temor inicial y se sueltan, se lanzan a la piscina, abren sus compuertas .y liberan todo lo que sienten, comprobarán que no es pis, sino el famoso squirting.




Sueltalooooo, sueltalooooo


¿TODAS LAS MUJERES PUEDEN LOGRAR HACER UN SQUIRT? ¿CÓMO LO CONSIGO?

Si aceptamos que el squirt proviene de la alteración de la vasopresina todas las mujeres potencialmente lo podían conseguir (aunque no sea nada fácil). Los científicos que opinan que la eyaculación femenina sólo puede provenir de las glándulas de Skegel, dependería más de un factor genético, y de la mayor o menor apertura de esas famosas glándulas.

- Déjate de rollos y dime ¡¡cómo puedo conseguir un squirt!!
- A ver...que esto no son las instrucciones de una lavadora, que no es que se toque un botón mágico  y ¡voilá! squirteando por el mundo. Lo mejor es probar diferentes zonas. movimientos, posturas e incluso momentos... aunque claro que hay algunas zonas más susceptibles de provocar ese famoso squirting... pero atentas a algo muy importante que voy a decir:

¡¡NO OS OBSESIONÉIS CON CONSEGUIR UN ORGASMO A TRAVÉS DEL PUNTO G O QUERER HACER UN SQUIRT, PORQUE CUANTO MÁS EMPEÑO LE PONGÁIS MÁS DIFÍCIL OS RESULTARÁ!!

Estar muy, muy excitada es la mejor forma de lograr un squirt.
La principal herramienta para el sexo está en nuestra cabeza, la mejor forma de disfrutar del sexo es liberar la mente, dejarse llevar por el placer, olvidarse de metas y objetivos, y simplemente disfrutar del camino. Si en medio de un camino te encuentras una fuente chorreante pues disfruta del momento y de las sensaciones, pero existen otros cientos de caminos con experiencias y sensaciones diferentes e igual, o más, placenteras.


- ¡Vale! Pero dime ¡¡cómo puedo hacer un squirt de una p**a vez!!


Lo primero hay que hacer una pequeña trampa, como hacen las actrices porno, y es beber mucha, mucha agua, que la vasopresina esté a tope de trabajo (por eso los detractores de este famoso squirting aseguran que no es otra cosa que orina muy diluida que se libera por los espasmos del orgasmo).


Beber mucha agua...

Lo segundo, estar cachondísima, muy, muy excitada, así que besar, rozar, chupar, frotar, porque cuanto más excitadas estéis mucho mejor.

Tercero, estimular la zona del Punto G o el Punto A, si te lo hace tu pareja o un juguetito será mucho más fácil que hacértelo tu misma. Pues venga... ¡ a darle a esos puntos erógenos con el famoso movimiento "ven aquí" o haciendo el "Raphael" , el famoso movimiento oscilante que hace el cantante con su mano...

Mapa de las zonas erógenas. Punto G, Punto A, Punto U...
¡¡Explora tu vagina, cada mujer es diferente!!


Y así, a darle con suavidad y ritmo, y sin olvidar seguir estimulando el resto del cuerpo (acariciar muslos, besar pezones, lamer cuello...) y dándole hasta que eso suene como un perro bebiendo de cubo de agua.

Seguramente notes esas famosas "ganas de mear" así que olvídate de todo y aumenta la intensidad de los movimientos, hasta que te llegue el orgasmo. La primera vez puedes tener una sensación de alcanzar un orgasmo diferente, extraño (tranquilas también le pasa a muchas mujeres cuando prueban por primera vez el famoso succionador de clítoris), y te notarás mucho más mojada. No esperes un súper orgasmo, de dejarte los ojos vueltos y un estallido de fuegos artificiales en toda tu habitación, es más bien una sensación diferente, de cierta liberación.



El famoso movimiento "Ven Aquí"

Tampoco esperes un chorro como en las películas porno porque esa técnica hay que entrenarla, así que dependiendo de cada mujer, habrá mujeres que estén muy húmedas, pero tampoco algo fuera de lo normal, hasta mujeres que vean que las sábanas realmente están muy manchadas.

¿Entonces he conseguido un skirting? Si ves que no hay señales muy evidentes, hay pequeñas pistas que te pueden ayudar a saber si has conseguido el famoso skirt: el olor, ligeramente más fuerte que la lubricación normal, la textura del líquido, menos suave que la lubricación natural de la mujer.


 ¿Sois de esas mujeres que lo habéis conseguido?¿qué técnica o qué postura utilizáis? Pues dejarnos vuestros comentarios en el blog que siempre ayudarán a otras mujeres









1 comentario:

  1. Bueno un artículo muy bien estructurado y muy completo, la verdad.
    Sin embargo vengo a poner aqui que el squirting tambien existe en versión masculina, y es de lo mas placentero, os lo puedo asegurar.

    Saludos.

    ResponderEliminar