miércoles, 15 de enero de 2014

Mitos y verdades sobre el orgasmo femenino

A todos los que aún no lo saben voy a daros una noticia, ¡No existen los orgasmos vaginales!
Una de las falsas creencias más extendidas es que las mujeres tenemos varios tipos de orgasmos. Afirmaciones del tipo "yo es que soy más clitoriana" o "yo con la penetración no llego" las escucho a diario en la tienda, y me confirma que seguimos teniendo mucha desinformación en lo que respecta a nuestra sexualidad. Por suerte no es nada que no se pueda solucionar con una pequeña clase de anatomía.

La vagina es un conducto fibromuscular muy elástico que mide entre 8 y 11 centímetros, se considera un orificio "virtual" porque en estado de reposo las paredes vaginales están pegadas, es decir, se juntan.Podemos compararlo con el bolsillo de un pantalón, cuando está vacío es plano y la tela de las dos partes se junta, pero si introducimos algo se despliega y se amolda al objeto. Cuando una mujer se excita la vagina se lubrica y las paredes se hinchan, facilitando la penetración.
Un dato muy importante es que la vagina tiene escasas terminaciones nerviosas, si dividimos la vagina en 3 partes la zona de mayor sensibilidad es la entrada de la vagina y el primer tercio (aproximadamente 3-4 cm), el resto tiene poca sensibilidad por eso cuando introducimos un tampón al poco olvidamos que está ahí.
 Nuestra verdadera fuente de placer es el CLÍTORIS, el único órgano diseñado para recibir y transmitir estímulos sexuales, es decir, que esta hecho sólo para proporcionarnos placer.
Lo que se conoce coloquialmente como clítoris es sólo su parte visible, que se denomina glande del clítoris, pero su estructura es mucho más grande ,como se muestra en la foto.
Podemos localizar el glande del clítoris en la parte superior de la vulva, dónde se juntan los labios menores, encima de el orificio de la uretra. Está recubierto de un capuchón o prepucio que podemos retirar suavemente para dejarlo al decubierto .

El clítoris tiene miles de terminaciones nerviosas que lo hacen increíblemente sensible, su estimulación directa o indirecta nos permite alcanzar el clímax.
Las mujeres necesitamos, además, una estimulación constante del clítoris durante la fase de meseta para poder alcanzar el orgasmo, si en algún momento interrumpimos la estimulación el orgasmo no se producirá o incluso se parará si ya ha empezado. En los hombres esto no sucede, ya que una vez que alcanzan el punto de máxima excitación o punto de no retorno, eyacularán aunque se detenga la estimulación.

Todo esto hace que sea muy complicado alcanzar el orgasmo sólo con la penetración durante el coito, ya que pocas posturas facilitan la estimulación constante del clítoris. Probad a estimularos durante el coito o pedidle a vuestra pareja que lo haga, ¡seguro que notais la diferencia!. En Pussycat os ofrecemos diferentes juguetes para que experimentéis sensaciones nuevas y lleguéis al orgasmo más facilcente, como por ejemplo los dedales vibradores, un cómodo y práctico estimulador que no puede faltar en vuestra mesilla de noche.





Como siempre digo, cada persona es única y diferente, por tanto lo que sirve para unos no tiene que servirnos a todos. Debemos explorar qué es lo que nos gusta y lo que no para poder disfrutar plenamente de nuestra sexualidad.
Existen estudios que afirman que hay mujeres que tienen orgasmos por estimulación del cuello del útero, algunas por estimulación de los pezones, etc.  La mente es el verdadero ógano que proporciona placer, así que nunca dejéis de experimentar!!

Saludos  =^.^=






jueves, 9 de enero de 2014

¡Nuestro producto estrella!... Bunny de Pretty Love

Sin dudarlo ha sido el juguete más vendido desde que inauguramos Pussycat, puede que sea por su simpático diseño, por su funcionalidad, por la calidad o por todo lo anterior en conjunto. A nosotros nos encanta y nuestros clientes han dejado patente que a ellos también.

¿Porqué  es tan popular?
El Bunny es un estimulador acuático fabricado en suave silicona ABS/TPR, este material está testado dermatológicamente y es respetuoso con el cuerpo y la piel.
Es un juguete ideal para estimular la vulva, el clítoris y la entrada de la vagina, que son las zonas donde las mujeres tenemos mayor sensibilidad y que nos proporcionan placer. Aprovecho para recordar que las mujeres tenemos orgasmos a través del clítoris que es dónde se encuentran las terminaciones nerviosas y no por vía vaginal, ya que la vagina es muy poco sensible (Volveremos sobre esto más adelante y en mayor profundidad).
Presenta 12 modos de vibración diferentes que se pueden regular en intensidad.
Aunque sus vibraciones pueden llegar a ser muy potentes el Bunny es ultrasilencioso.
Su diseño ergonómico y sus medidas (12 x 3,2cm) hacen que se adapte perfectamente a nuestra mano para una utilización más sencilla.
Es recargable, incluye un cargador con 2 adaptadores que podemos conectar a la corriente o a nuestro ordenador mediante USB.
Incluye una práctica bolsita de tela para guardar el juguete.

Pretty Love fabrica todos sus productos con exigentes normas de calidad, estan diseñados en Estados Unidos y tienen 1 año de garantía en defectos tecnicos.

 Además el precio os sorprenderá, ¿os atrevéis?

Desde aquí animo a tod@s los que se han llevado a casa un Bunny que nos cuenten su experiencia para que aprendamos a sacarle partido a nuestro juguete.

Saludos y ronroneos =^.^=