miércoles, 21 de enero de 2015

¿Porqué usar la copa menstrual?


Somos muchas las que ya usamos la copa menstrual y creo que cada día, gracias al boca a boca, las conoce más gente, aunque algunas mujeres aún no se atreven a probarlas.Este post puede resultar interesante tanto si ya las usas, ya que puedes aclarar dudas o tal vez te sirva algún consejo, como si te estás planteando comenzar a usarlas. Pero, empecemos por el principio...



¿Qué son las copas menstruales?
Son la alternativa perfecta, natural y ecológica a los tampones y las compresas. Consisten en un recipiente de silicona que se introduce dentro de la vagina durante la menstruación y recoge el flujo menstrual, evitando las molestas pérdidas y eliminando el olor.
El material que se usa para su fabricación es 100% silicona de uso médico, totalmente respetuoso con nuestro cuerpo y mucosas, al ser un material no poroso es totalmente hipoalergénico y además no crea sequedad ni deja residuos, al contrario de los tampones, cuyo método de recogida del flujo menstrual es la absorción lo cual puede generar sequedad, ya que absorbe también nuestra lubricación natural, y puede dejar fibras y otros residuos de celulosa.


¿Cómo se usan?
Es muy sencillo, aunque puede parecer más complicado de lo que realmente es.
En primer lugar lávate las manos siempre que vayas a manipular la copa para evitar infecciones.
Si es la primera vez que usas la copa es necesario esterilizarla. El proceso es muy sencillo, sólo tienes que hervirla en un cazo (reservado únicamente para este uso) durante unos 5 minutos. Si eres de las que siempre tienes prisa, puedes usar un vasito esterilizador de microondas, mete la copa, añade dos dedos de agua y mételo en el micro durante 2 minutos a máxima potencia. ¡Listo! vacia el vaso con cuidado y añade un poco de agua fría para enfriar la copa y poderla manipular con rapidez.

Una vez estéril dóblala de alguna de las formas que se indican más abajo (modo 1 o modo 2) e introdúcela dentro de la vagina como si fuera un tampón, puedes hacerlo sentada en el wc, de pie, tumbada o en cuclillas. Bajo mi punto de vista la forma más cómoda es sentada en el wc. Si te cuesta introducirla puedes añadir un poco de lubricante o mojar ligeramente la copa con agua para que se deslice con mayor facilidad.



Una vez dentro de la vagina muévela suavemente para que se abra y se coloque correctamente. La copa hace el vacío dentro de tu cuerpo, por lo que es muy difícil que haya escapes y las consiguientes manchas. No hace falta introducirla mucho, sólo hasta dónde la notes cómoda. Si te estorba el 'rabito' puedes cortárselo para que no te roce la entrada vaginal.
Puedes tenerla puesta de 8 a 12 horas seguidas, transcurrido este tiempo debes retirarla pero, ¡cuidado!, como he dicho la copa hace el vacío y por tanto no podemos tirar simplemente de el 'rabito', primero tenemos que romper el vacío y para ello existen dos formas:
- Tira ligeramente del 'rabito' hasta dejar la base de la copa al decubierto y aprieta con el pulgar y el índice hasta que entre un poco de aire.
- O bien, introduce suavemente un dedo en la parte anterior de la vagina y aprieta la copa contra la pared vaginal, luego simplemente deslízala hacia fuera.

Vacía la copa y enjuágala con agua, aquí también es cómodo sentarse en el wc así podréis vaciarla con facilidad y evitar manchas. No es necesario esterilizar la copa cada vez que la vacias,esterilízala siempre al inicio y al final del periodo (si no se nos cae al suelo o se nos contamina de alguna otra manera). Es decir, la primera vez  cuando te baja la regla y justo antes de guardar la copa, cuando se te termina el periodo. Después guárdala en la bolsa de tela que suele adjuntar el fabricante y consérvala en un lugar seco, nunca la guardes es recipientes herméticos como tuppers o algo similar.


¿Cuánto tiempo dura una copa?
Si le damos un buen uso, las copas pueden durar hasta 10 años. Por lo tanto, a largo plazo resulta muchísimo más económico que los tampones y compresas.
Para que nuestra copa funcione a la perfección debemos dedicarle unos pequeños cuidados mínimos como son, la correcta limpieza y esterilización que antes comentaba. Es posible que con el paso del tiempo los agujeritos que tiene para poder hacer el vacío se obstruyan, para limpiarlos sólo tenemos que ayudarnos con un alfiler o un palillo, después la enjuagamos y la esterilizamos.

¿Cuándo puedes usar tu copa?
¡En cualquier momento! Durante tu rutina diaria, para hacer deporte, para ir a nadar, para viajar, etc.
La copa menstrual nos ofrece muchas ventajas y además no presenta el riesgo de sufrir Síndrome de Shock Tóxico (con los tampones puede existir este riego) debido a que el material de la copa no es poroso, y por lo tanto las bacterias no se adhieren a su superficie.

A continuación os voy a resumir algunas de las ventajas de las copas menstruales frente a los tampones y compresas:
  • No reseca, como su función es recoger y no absorber podemos colocárnosla incluso antes de que nos venga la regla para evitar el uso de salva slips.
  • Al ser reutilizable es respetuosa con el medio ambiente. Una mújer fértil usa de media 234 tampones y/o compresas al año, si nuestra vida fértil es de unos 40 años, echad cuentas... Tu planeta y tu bolsillo lo agradecerán.
  • Deja traspirar la piel, al contrario que las compresas que pueden irritar la zona genital.
  • Cuando nos bañamos con un tampón, éste absorbe también el agua de la piscina, el mar,... la copa no, por lo que es bastante más higiénica.
  • Con la copa menstrual tu menstruación no huele. La sangre se oxida en contacto con el aire y esto produce un olor fuerte, como la copa hace el vacio evitamos que la sangre menstrual entre en contacto con el aire hasta que la retiramos.
  • El material de la copa es totalmente hipoalergénico, compatible con la piel y las mucosas a diferencia de algunos componentes con los que se fabrican los tampones y compresas. 



Si quieres saber más acerca de las copas o comprar la tuya escríbeme o entra en nuestra web www.pussycatmerida.com/eshop


1 comentario:

  1. He utilizado la copa dos días del mismo ciclo y he tenido pérdidas. He introducido la copa y al comprobar si estaba bien puesta he notado que no se habría, intenté girarla con los dedos índice y pulgar pero no me da juego y no soy capaz de girarla, lo he intentado también introduciendo un dedo y apretando sobre las paredes vaginales para dejar más espacio y que se abra, la he subido un poco y luego he tirado del rabito... Y de ninguna manera soy capaz de que se abra y haga el vacío.

    ResponderEliminar