viernes, 9 de marzo de 2018

La importancia de los besos...

Este viernes 9 de marzo tenemos el honor de presentar en nuestra tienda el libro de Pablo Martínez-Calleja, "De los besos, abreviaciones", un precioso libro sobre el amor y la importancia de los besos, y es que en este libro podemos encontrar toda clases de besos:

Los típicos besos suaves, besos de cariño o besos húmedos, pero también hay besos perfumados o unos besos de ducha, incluso interrogaremos al autor sobre los besos flauta, o los besos clariente, incluso los besos trombón. También aparecen uno de mis favoritos, los besos mordisco así como los besos de risa. Por último, están aquellos más atrevidos esos besos húmedos o esos besos orográficos, que se dan sobre cada uno de los poros de la piel, por no hablar de los besos muy, muy atrevidos, donde la lengua sondea las profundidades de los valles...

Clark Gable y Vivian Leigh, en 'Lo que el viento se llevó'

¿QUÉ NOS PROVOCAN LOS BESOS?

Lo primero que me gustaría en este artículo es que recordéis ese beso que jamás habéis olvidado... cerrad los ojos y recordad ese momento, ese primer beso. Un beso que llega después de haber estado flirteando durante un tiempo, jugando con miradas, provocando con pequeños roces, hasta que finalmente, uno de los dos, no resiste más y se lanza sobre los labios del otro... Recordad ese chispa que prendió con el contacto de las dos bocas, y esa descarga electrica que recorrió todo vuestro cuerpo.


Primer beso

¿Quién se atreve a decir que los besos no son importantes?



LOS BESOS, UNA CUESTIÓN DE FÍSICA Y QUÍMICA

Como habéis podido comprobar los besos estimulan diferentes partes del cerebro, liberando dopamina y oxitocina en el torrente sanguíneo, lo que nos provoca una sensación de placer.

También estimulamos la producción de feniletilamina, la llamada la ‘hormona del amor’, especialmente en los casos como ese beso que hemos recordado, una "droga natural" que el propio cuerpo fabrica y que estimula al sistema nervioso, y está asocidada a la sensación de bienestar y confianza.

La combinación de todas estas sustancias químicas provoca que cuando estamos enamorados nos comportemos de esa forma tan ... tan... ¿estúpida? a los ojos de los demás, pero tan bonita y romántica a los ojos de nuestra pareja.

Los besos son una conducta donde participan factores neurobiológicos, psicológicos y socio culturales.



Beso Mordisco

LA IMPORTANCIA DE LOS BESOS

Por todo ello, nunca está de más recordar la importancia de los besos... y es que lo primero que olvidan las parejas es a besarse. ¡¡Pero si yo beso todos los días a mi pareja!! - Me diréis.
Pero ¿qué clase de besos son?, besos sin pasión, un piquito rápido, puro acto cotidiano, como quitarte los zapatos nada más llegar a casa o como encender la tele.

Y es que el estrés del día a día, el darle más importancia al trabajo, a la familia, incluso a los amigos que a nuestras relaciones sexuales hace que le dediquemos cada vez menos tiempo a nuestra intimidad sexual.

¡¡Volvamos a besar con pasión a nuestra pareja!! 


Normalmente, los besos son un buen termómetro para analizar una relación. Es raro encontrar parejas en crisis que confirmen que se besan profusamente. Por lo que un error muy frecuente de las parejas es saltarse la etapa de los besos con demasiada rapidez, para centrarse únicamente en los genitales.

Ejercicio 1:

Durante una semana, antes de salir o entrar en casa, y darle un pico a nuestra pareja como símbolo de bienvenida o despedida, plantémosle un buen besazo, lo que tan castizamente llamamos un buen morreo. Simplemente probad este ejercicio y comprobaréis como aumentan vuestros niveles de felicidad y bienestar, incluso seguramente os apetezca más tener un encuentro sexual.... 


Burt Lancaster y Deborah Kerr en "De aquí a la eternidad"



MÁS BESOS Y MEJOR SEXO

Estamos muy obsesionados en mantener relaciones sexuales de ensueño, pero primero habría que trabajar más la importancia de los besos, ya que es la mejor manera de compartir intimidad. Es más, muchas veces los besos se ven como un simple trámite, previo al coito, un preliminar más. Pero los besos son una herramienta fundamental para potenciar nuestro erotismo en pareja, nuestra sexualidad y por supuesto, nuestra afectividad en pareja.

Los besos son una fantástica herramienta para activar el deseo, la conexión íntima con nuestra pareja e incluso las fantasías.


Ejercicio 2:

Este segundo ejercicio está pensado para despetar nuestra mente erótica y descubrir que todo nuestro cuerpo es erógeno, y cómo sólo a través de los besos podemos despertar todo un torrente de sensaciones.

Lo primero, darse un ducha con gel aromático, recuerda que hay que jugar con todos los sentidos, y el olfato es uno de los seentidos más primitivos. Después nos tumbamos en la cama desnudos, y que nuestra pareja nos vaya besando muy leeeentamente todo nuestro cuerpo, hasta los rincones más ocultos, intercalando todo tipo de besos: húmedos, cortos, con lengua, absorventes, besos rápidos y continuos, un beso largo, con los dientes,.... y simplemento recréate en las sensaciones que esos besos despiertan en tí.



Besos apasionados


Por último, si hablamos de besos, no podemos despedirnos de otra forma, quizá con la escena final más bella de toda la historia del cine, la recopilación de besos de 'Cinema Paradiso', una escena capaz de emocionar a cualquier persona que haya visto esta obra maestra. Sube el volumen, recréate en su fabulosa banda sonora y disfruta, una vez más, o por primera vez, de este maravilloso final, donde los besos son los auténticos protagonistas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario